Entre las malas noticias que se generan diariamente por una u otra causa, provocando desánimo entre la población, esta semana recibimos una muy buena que no hay que dejar pasar desapercibida. La empresa calificadora internacional HR Raitings mejoró la perspectiva del Gobierno de Veracruz de ESTABLE a POSITIVA y ratificó la calificación en triple B (BBB), lo que significa que el gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez está haciendo bien las cosas en el manejo de las finanzas estatales.

Desde el año pasado esta calificadora reconoció el orden financiero, disciplina, transparencia, solvencia y austeridad financiera mostrada por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) y en general por la administración estatal.

A pesar de que éste no ha sido un buen año en materia económica para el país, el estado de Veracruz se ha sobrepuesto a las adversidades y ha sabido manejar la crisis y el déficit heredado por los gobiernos anteriores.

Dos factores han sido determinantes para que la capacidad crediticia del gobierno de Cuitláhuac García haya sido bien calificada por HR Raitings; primero por la implementación de un eficiente programa para disminuir la deuda y segundo por no contraer más deuda.

Las instrucciones del gobernador a su secretario de Finanzas han sido precisas: mantener el orden financiero, solventar los pasivos y refinanciar la deuda, pero sin endeudarse más ni perder la liquidez.

El buen manejo de las finanzas y los recursos de Veracruz, envían un buen mensaje de confianza tanto a inversionistas como a las instituciones financieras, que se traducirán en recursos frescos que permitirán atender las demandas de la sociedad y pagar a los acreedores.

La cuarentena por la que estamos atravesando ha servido también para reorganizar las acciones de gobierno, tanto en el poder Ejecutivo como en el Legislativo, que ha comenzado a poner orden en la asignación de los recursos y en su aplicación. Muestra de ello es la reciente decisión del Congreso del Estado de recortar en un 50 por ciento las prerrogativas a los partidos políticos, para darle un mejor destino a estos recursos.

La reorganización de las estructuras financieras instrumentadas y ordenadas por el gobernador Cuitláhuac García, tendrá como resultado consolidar unas finanzas sanas, para enfrentar la contingencia y entrar de lleno y fortalecidos a la reactivación de la actividad económica en el momento en que se levante la contingencia provocada por el Coronavirus. 

Cabe recordar que ya en setiembre del 2019 la Agencia Moody’s Investors Service también subió la calificación del Estado de Veracruz, manteniendo la perspectiva de ESTABLE y subiendo las calificaciones de los créditos respaldados. 

De manera que no es casualidad ni fortuito que en esta ocasión HR Raitings mantenga la buena calificación a Veracruz, confiando en que las condiciones financieras implementadas por el gobierno estatal sigan siendo las correctas y previendo que se alcance un superávit al finalizar el año. Por fin nos dan una buena noticia. 

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta