Un portal con una mirada distinta

Columna: Sentido Común

Por años la región de Huayacocotla se ha encontrado en el olvido, presidentes y gobernadores han ido a entusiasmar a la población del municipio más alejado de la capital veracruzana, aunque no tan alejado de la capital del país.

La reciente visita del presidente de la república ha sido motivo de alegría de quienes estuvieron en el magno recibimiento que le hicieron pobladores de los municipios de Huayacocotla, Zontecomatlán, Zacualpan, Texcatepec, Ixhuatlán de Madero y Tlalthichilco, que soportando los intensos rayos del sol de invierno escucharon con entusiasmo las promesas que les hiciera el mandatario y que ya otros presidentes les han hecho en el pasado.

Con lo que presuntamente se hará en esta región, hasta dan ganas de irse a vivir a Huaya, como se le dice de cariño a Huayacocotla, donde han estado anteriormente los presidentes Felipe Calderón y Miguel de la Madrid.

Grandes obras se anunciaron para la región: una universidad del Bienestar, un circuito carretero y una sucursal del Banco del Bienestar. Pocos creen que se vayan a realizar estos proyectos, porque ya en otras ocasiones les han hecho grandes anuncios que solamente han quedado en promesas incumplidas.

En el tema carretero el llamado Circuito de la Huasteca es un proyecto viable, porque parte de carreteras que ya se encuentran hechas, como el tramo de Huayacocotla a Zontecomatlán que fuera construido por el gobernador Rafael Hernández Ochoa; el problema es el de siempre, ponen una carpeta asfáltica muy delgada para abaratar costos y en menos de un año ya están llenas de baches. Por otro lado, a los gobiernos municipales les toca poner el diésel para la maquinaria y no siempre cumplen con su compromiso.

Los pueblos indígenas han manifestado al presidente las necesidades que tienen más urgentes, como son la atención médica, el alumbrado público, especialmente en las comunidades más alejadas de las cabeceras municipales.

Durante esta visita el gobernador del estado hizo referencia al modelo de trabajo en que la SIOP presta la maquinaria para la reparación de caminos rurales o de terracería y el ayuntamiento pone el diésel y paga parcialmente la mano de obra de los operadores; sin embargo, esto no concuerda con lo que afirmó el presidente de la República, para lo cual los ayuntamientos deben organizar a la gente para que pongan la mano de obra tal como se hace en Oaxaca. El problema es que en esta región la gente no está acostumbrada a trabajar de este modo. Se habla de que se utilicen materiales de la región y las comunidades se organicen para trabajar; pero aquí la gente no está acostumbrada a hacer esto como en Oaxaca donde existe el “Tequio”, donde la comunidad aporta su mano de obra para beneficio social.

Todo indica que este proyecto se quedará en eso, en un proyecto, sobre todo porque el presidente habla de que los caminos sean de concreto, cuando lo cierto es que ni siquiera llevan asfaltadoras.

Por cuanto hace a la universidad se sabe que ya se está construyendo el edificio en un lugar conocido como Carbonero, para lo cual se requiere terminar el asfaltado de la carretera. No bastará con hacer un trabajo de bacheo, es urgente hacer un reencarpetamiento para rehabilitar estas carreteras.

Finalmente, todo quedará en un bacheo de caminos, que durará muy poco como siempre lo han hecho, aun cuando en esta ocasión se va a firmar un convenio de colaboración para la conclusión de estas obras. Lo cierto es que se requiere de mucho dinero para hacer estos caminos transitables. Los tramos que urgen son el de Zilacatipan a Zonecomatlán que requiere ser reconstruido en su totalidad porque ya está muy dañado y es la vía que comunica a esta zona con Chicontepec y la zona petrolera.

El tramo de Huayacocotla a Tecojote consta nada más de 5 kilómetros que requieren de una inversión aproximada de 32 millones de pesos. En fin, es un mundo de dinero el que se requiere y a como se ven las cosas en el país, hay escepticismo entre la población de que se vaya a cumplir con estas promesas presidenciales.

En el aspecto de la salud no hay medicamentos y la plantilla de médicos y enfermeras está incompleta. Aun cuando llegaron unos especialistas, tienen un sueldo tan bajo que no cumplen con los pacientes, por lo que el sector salud se ha comprometido a basificar al personal homologado, a completar la plantilla, a reparar el inmueble y a llevar una ambulancia equipada. La gente cree y solo espera que la ambulancia llegue completamente equipada y que el hospital funcione al cien por ciento para servir a los cinco municipios de la zona: Ilamatlán, Zontecomatlan, Texcatepec, Zacualpan y por supuesto Huayacocotla. En este tema el doctor Ramos Alor, secretario de Salud, ya se encuentra trabajando en un plan ejecutivo para mejorar los servicios de salud en la entidad.

La neblina cerrada que siempre envuelve a Huayacocotla, esta vez no estuvo presente, para dar paso a un sol esplendoroso y cálido que recibió al presidente Andrés Manuel López Obrador, que durante su estancia alegró la vida de esta apartada región veracruzana, caracterizada por su hospitalidad y que siempre recibe con los brazos abiertos a sus visitantes.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Cerrar menú