Un portal con una mirada distinta

Columna: Sentido Común

Gabriel García-Márquez

Con la llegada de Mónica Maccise Duayhe a la presidencia del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred), se inicia una nueva etapa para emprender y consolidar caminos que lleven a una mejor y equilibrada convivencia de la sociedad mexicana sin exclusiones.
Mónica Maccise rindió protesta este miércoles para presidir por cuatro años el Conapred en el periodo de 2019-2023. A pesar de su juventud llega precedida de una sólida experiencia, ya que posee una gran formación académica siempre en ascenso y una trayectoria profesional que garantiza perspectivas reales y compromiso pleno hacia los objetivos que le esperan.
Lograr los objetivos trazados dependerá en gran medida de políticas y acciones orientadas fundamentalmente a consolidar el respeto irrestricto a los derechos humanos de cada una de las mexicanas y mexicanos, de todas las edades y condiciones económicas de suyo disparejas.
Cobran relevancia las fuertes palabras de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en la ceremonia de protesta, pues allí afirmó con toda claridad que la política nacional de igualdad y de no discriminación son un elemento esencial para mejorar la calidad de vida en un país altamente discriminatorio, por lo que el perfil de Maccise es idóneo para dirigir estas acciones.
Entre las tareas urgentes que le esperan a Mónica están: el matrimonio igualitario, xenofobia, la discriminación sin par, el aborto, eutanasia, iglesias, indígenas y 50 millones en condiciones económicas adversas.
Eso implica cambios en muchos órdenes de la vida pública, económica, académica y social, aunado a medios de comunicación, redes sociales y de manera destacada los jóvenes y niños, elementos indispensables para revertir atavismos culturales ancestrales.
En su intervención la maestra Maccise Duayhe expuso: “Mi proyecto de vida y personal está plenamente alineado con el de la cuarta transformación en el sentido de poner en el centro la eliminación de la desigualdad. Coincido plenamente con esa visión de que acabar con la desigualdad y la discriminación es un paso importante para lograr combatirla”, dijo.
Mónica Maccise destacó que el jefe del Ejecutivo reconoció públicamente que “el racismo es un hecho en México. Eso también nos habla de un reconocimiento de los retos que tenemos y también de la importancia de afirmar y defender las acciones afirmativas como medidas compensatorias o reivindicatorias de las desventajas que han tenido ciertos grupos como en este caso las personas indígenas”.
Grandes desafíos le esperan a Mónica Maccise al frente del Conapred, pero estamos seguros de que no le fallará al presidente López Obrador y mucho menos a los mexicanos. Entre estos desafíos está acabar con la desigualdad, la discriminación, la exclusión y la opresión.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Cerrar menú