“Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay”: Ernest Hemingway.

Hace unos días me encontré en Instagram esta frase del legendario escritor Ernest Hemingway, que en tan solo dos líneas describe con palabras certeras el momento que estamos viviendo y lo que deberíamos hacer ahora.

Desde hace más de tres meses en que se declaró el inicio de la pandemia del coronavirus en México, nos encontramos en una situación de riesgo y por más esfuerzos que hacen las autoridades de salud, no se han podido detener los contagios y se siguen registrando decesos en todo el territorio nacional.

Hay poblaciones donde la actividad no se ha detenido, pero hay otras donde por disposición oficial se han cerrado negocios y se ha paralizado la economía, provocando una recesión sobre todo entre la gente que no vive de un salario sino del oficio que desempeña día a día o de un negocio propio, de manera que si no salen a trabajar ese día no tienen para comprar la despensa.

A muchos les da por lamentarse, a otros por esconderse y tomar la decisión de cerrar su empresa y salir corriendo sin un rumbo definido. Pero como dice Hemingway este no es el momento de pensar en lo que no se tiene, en lo que no se ha logrado, sino de ver qué es lo que podemos hacer para sobrevivir y salir avante de esta situación provocada por este padecimiento para el que no estábamos preparados, porque nadie nos dijo que llegaría con esta fuerza. 

Tenemos que recapacitar y desde esta difícil circunstancia en que nos encontramos tomar impulso y buscar la manera de sacarle jugo a lo que tenemos, de ser más creativos y no parar, seguir produciendo y buscar alternativas que nos permitan sobrevivir.

Los científicos se están encargando de buscar la vacuna y la cura para esta terrible enfermedad, pero toca a los empresarios, a los trabajadores y al gobierno poner todo el empeño posible para salir a flote y no perder lo poco o mucho que tenemos. 

México es un país de gente trabajadora, las estadísticas demuestran que es uno de los países donde se labora más horas al día, por lo que este encierro nos tiene deprimidos, ansiosos y con un temor fundado de caer enfermos. 

Estamos seguros de que muy pronto lograremos superar esta pandemia y que saldremos fortalecidos de esta contingencia y del gran confinamiento en que nos encontramos; es el momento de ponernos a hacer las cosas que no hicimos antes, sea por falta de tiempo o por desidia, utilicemos los días que nos está regalando la cuarentena para poner orden en nuestras finanzas, en nuestros planes de trabajo, incluso en nuestros documentos personales. Hay que revisar las cajas de archivo muerto que seguramente tenemos llenas de papeles inservibles o de asuntos que están pendientes de concluirse.

Es tiempo de poner orden en nuestra vida, en nuestra familia y en nuestro interior. No es el momento de pensar en lo que no tenemos, es el momento de ver que podemos hacer con lo que hay.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta