Columna: Sentido Común

Una vez más se alcanzó y se superó la meta de recaudación del Teletón con más de 374 millones de pesos. Se dice fácil, pero lograr recaudar una suma como esta en tiempos tan difíciles, es toda una hazaña digna de aplaudirse.

Durante 16 horas de transmisión la gente estuvo realizando sus donativos respondiendo al llamado de los niños, que con sus emotivos mensajes sensibilizaron a la población y a las empresas para seguir apoyando esta noble causa.

Esto demuestra que en México hay gente buena, solidaria, humana y comprometida con las causas sociales, sobre todo con los niños que tienen alguna discapacidad y que no cuentan con los recursos para ser atendidos y rehabilitados.

Para quien no lo sabe la organización Teletón cuenta ya con 24 CRITS en distintos puntos del país donde se atiende 87 mil pacientes cada año, que requieren de los servicios de médicos, terapeutas, especialistas y trabajadores sociales que se entregan día con día para mejorar la calidad de vida de estos niños.

Desde 1999 se han atendido a 370 mil personas con problemas de discapacidad, autismo y cáncer en los distintos centros ubicados en la república mexicana.

El proyecto Teletón ha sido duramente criticado desde sus inicios, pero ¿qué habría sido de estos niños si no existieran los CRITS?

Es muy fácil criticar, atacar y desalentar a la gente aduciendo malos manejos de los recursos, señalando que es una forma que utilizan las empresas para evadir al fisco, pero basta con visitar los centros que ya se encuentran operando para corroborar que el dinero que se recauda efectivamente se emplea en la terapia de los niños.

Estas críticas lo que han provocado es un desaliento en los benefactores y al reducirse el presupuesto, han ocasionado la reducción de personal y de turnos en la atención a los pacientes en algunos estados.

Hay que tomar en cuenta que no nada más se trata de construir nuevos CRITS, sino de equiparlos, echarlos a andar y mantenerlos operando, lo cual tiene un costo muy elevado que hay que sufragar permanentemente.

Por cierto, declaró Fernando Landeros que, durante el gobierno de Javier Duarte, Veracruz dejó de aportar los recursos que le correspondían, lo mismo que el gobierno de Roberto Borge en Quintana Roo.

Es urgente que los gobiernos de los estados se pongan las pilas y no dejen de apoyar a estos centros, pues sus aportaciones son utilizadas para la operación de las instalaciones como la del CRIT de Poza Rica en Veracruz.

Una vez más hay que reconocer el trabajo realizado por los organizadores del Teletón y aplaudir a las empresas y a toda la gente que desinteresadamente hizo alguna aportación a esta enorme causa que significa tanto para estos niños y su familia.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Esta entrada tiene un comentario

  1. Como siempre mi Gabo, excelente comentario
    Gomextagle

Deja un comentario

Cerrar menú