Erik Salazar Flores, catedrático de la UNAM, señaló que lo ocurrido en Torreón no se debe centrar en explicaciones individuales, como el gusto por los videojuegos, hay múltiples factores involucrados

Fabiola Méndez/Damián Mendoza

Señalar que la causa del tiroteo ocurrido hoy al interior del Colegio Cervantes en Torreón, Coahuila, fue que el niño se inspiró en un videojuego es una salida fácil, “es poner la atención en algo  que le quita responsabilidad a la sociedad, no se puede explicar solo por el uso de videojuegos. El Estado se quiere lavar las manos y busca cosas inmediatas que generen un impacto, así se conduce la política, de cosas llamativas en el momento”, explicó Erik Salazar Flores, maestro en psicología social de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Ante las declaraciones del gobernador de Coahuila, el académico refirió que no se debe centrar en explicaciones individuales, como el gusto por los videojuegos, ya que se trata de una cuestión que se explicaría con múltiples factores. “Hay que pensar en un contexto social y lo que el Estado -siendo el rector de la vida en sociedad- tiene que hacer para que esto no siga sucediendo”.

Destacó que la violencia es cotidiana y a través de ella las personas lidian con sus problemas y los resuelven, sobre todo en las zonas del país permeadas por situaciones del narcotráfico.

Otro factor importante que influye en estos casos se da a nivel familiar y en cómo se está educando a las nuevas generaciones. “Los adolescentes pasan estancias en la escuela frustrantes que se atienden poco, padecen de bullying, la ausencia de los papás provoca un descuido, no hay quien los oriente, los videojuegos no son malos perse, hay muchos usuarios de videojuegos, en este caso está colonizando un área que es potestad de los padres de familia”.

Refirió que no pueden desdeñarse los contenidos a los que tienen acceso los adolescentes sobre todo en una sociedad que naturaliza la violencia y una crianza ausente, “pareciera que estábamos blindados porque solo sucedía en EU, pero el acceso a las armas es otro factor que entra en el juego por la la fácil disponibilidad que hay”.

Finalmente exhortó a reflexionar qué estamos haciendo como padres, individuos y Estado para no romantizar la violencia o hacer una apología de ella con esto, conocer cuáles son los patrones que sigue la juventud, “hay personas que traicionan la ley las que están siendo atractivas para ellos”.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta