Cuando todavía no nos libramos de la pandemia del Coronavirus, ya está llegando a Quintana Roo de nueva cuenta la plaga del sargazo. Desde las primeras semanas de mayo las playas de Holbox, la isla más bonita de Quintana Roo, se empezaron a llenar de sargazo aun cuando durante todo el año se habían mantenido transparentes sus aguas y limpias sus playas.

El regreso de esta alga tan dañina fue inesperado y se pronostica que vendrá con mayor cantidad, toda vez que su proliferación tiene una relación con el calentamiento global y en especial con las altas temperaturas del Mar Caribe. 

Se prevé que este año, entre junio y julio, la invasión de esta macroalga llegue a afectar las costas del Golfo de México y se extienda por todo el litoral hasta llegar incluso a La Florida, dejando una gran alfombra de hojas de sargazo en las playas.

Se estima que volverá a haber tanto sargazo como en el 2015 en que se reportaron casi 6 millones de toneladas. En las playas de Cancún, Playa Coral, Playa Delfines y Playa del Niño ya se ha detectado la presencia del sargazo, cuando se pensó que ya no regresaría.

CUANDO ESTO PASE

Con el fin de reactivar el sector turístico, entre el gobierno y la iniciativa privada han diseñado una campaña de promoción turística, que se lanzará a partir de que termine la contingencia del coronavirus, pero se teme que podría fracasar por la presencia del sargazo.

Los empresarios hoteleros ya han comenzado a promover a través de una campaña digital los sitios turísticos tradicionales de la región como son Cancún, Isla Mujeres, Cozumel, Tulum y otros destinos como Bacalar en Quintana Roo y Calakmul en Campeche.

La promoción consiste en ofrecer 2×1 en dos noches de hotel con actividades incluidas, paseos en velero, transportación y entradas a los atractivos. Esta campaña está avalada por la mayoría de los hoteleros y sus representantes, que están echándole ganas invitando a los turistas a visitar estos sitios de playa, que hoy como nunca requieren ser promovidos y visitados por viajeros nacionales y extranjeros. 

Sin embargo, es muy urgente que el gobierno vuelva a poner atención al grave problema de esta macroalga, y se pongan a limpiar las playas para evitar su propagación, como lo hicieron el año pasado con la participación de la marina. Se requiere volver a llevar la maquinaria utilizada para recoger y levantar el sargazo.

Es de suma importancia no descuidar a la industria turística que se encuentra viviendo una de las peores crisis de la historia y que genera a la economía nacional un gran número de empleos, y que ahora con la pandemia ha sido una de las actividades económicas más vapuleadas por el confinamiento. 

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Esta entrada tiene un comentario

  1. Julio

    Todavía no salimos de una…

Deja una respuesta