Columna: Ahora me toca

Mis queridos lectores estamos a punto de comenzar las fiestas navideñas, si no es que ya comenzaron algunos. En estas fechas donde lo que predomina es la palabra amor y paz, pongámonos a reflexionar en lo importante que es tener la segunda “PAZ”.

La secretaria de Salud Pública define a la salud mental como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades. Está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichas afecciones.  La salud mental nos debe de preocupar más que el mismo físico y a pesar de qué hay mucha información del tema, tal parece que es un tabú en la sociedad.

Uno de cada cuatro mexicanos de entre los 18 hasta los 65 años tiene algún trastorno mental y eso conlleva a la depresión, estrés, problemas de alcoholismo, aislamiento y consumo de drogas. También es importante saber que estos problemas de salud mental provocan un aumento en la violencia familiar, los homicidios dolosos, la inseguridad y los feminicidios.

Las cifras son realmente alarmantes; más de 30 millones de personas sufren algún tipo de trastorno mental, sin embargo, sólo se atienden 6 millones; es decir que 24 millones de ciudadanos no reciben atención, ni tratan esta enfermedad. Según la página www.salud.gob.mx en promedio podrían registrarse diariamente 256 intentos de suicidios y 9 suicidios por día, siendo un tema de importancia y precaución en la sociedad.

En la región de América Latina Central, México ocupa el quinto lugar de los países con días perdidos por mortalidad prematura o por discapacidad a causa de enfermedades mentales.

Es importante aceptar cuando estamos mal y no querer arreglarlo solo, existen profesionales en el tema que están capacitados para poder abordar esta enfermedad. Querido lector, aunque suene a cliché, no estás solo. Es recomendable ir al psicólogo o al psiquiatra, es un estereotipo decir que sólo van los que están “locos” y tú salud es más importante que cualquier creencia.

Comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Cerrar menú